icono 0261 4988351

CONTACTANOS!






Ejercicios recomendados para cada edad

Es inevitable que nuestro cuerpo vaya cambiando, como también nuestras necesidades. Por este motivo, hay actividades físicas adecuadas para cada edad. Es importantísimo acompañar el ejercicio con una dieta nutritiva y elongar al finalizar nuestra actividad, de lo contrario pueden producirse dolores y contracturas que impedirán continuar con una rutina.

viandas para empresas en mendoza
* 15 y los 25 años. En esta etapa es fundamental hacerse algunos chequeos médicos antes de empezar la actividad que sea. Un electrocardiograma, análisis de sangre y exámenes generales que incluyan una evaluación nutricional son los pasos básicos a seguir. Por otro lado, también es bueno realizarse una evaluación postural, para no provocar lesiones a futuro y poder corregir la mala postura. En este grupo de edades, lo aconsejable es practicar actividades aeróbicas de moderada intensidad o alguna actividad localizada pero con muy baja carga de sobrepeso y muchas repeticiones.

* 25 y los 35 años. El análisis físico que se haga antes de empezar a hacer una actividad o deporte debe ser similar al de los más jóvenes. Como a esta edad la deserción es más alta, la clave está en encontrar una actividad que se disfrute realmente y ofrezca momentos placenteros y de distracción. Las caminatas en un espacio al aire libre o las clases de baile pueden ser buenas alternativas. Es necesario realizar 30 minutos de actividad aeróbica, 20 de ejercicios localizados y 10 de flexibilidad, de tres a cuatro veces a la semana.

* 35 a los 45 años. Por lo general en esta etapa se observa la presencia de la atrofia muscular por desuso, por lo que es aconsejable hacer ejercicios para contrarrestarla. Esta vez, el examen físico debe ser completo. Lo ideal es realizar de tres a cinco días a la semana 30 minutos de actividad aeróbica: bicicleta, elíptico, cinta o natación, así como también se tiene que hacer de manera continuada 30 minutos de actividad localizada que ayuden a ganar masa muscular.

* 45 a los 55 años. Los controles médicos deben ser más puntuales porque es importante que incluyan una densitometría para detectar si hay osteoporosis. La parte cardíaca también es esencial, por eso una ergometría es necesaria antes de comenzar a ejercitarse. A partir de los 45, lo importante es ser activos y moverse cada día un poco más. Las opciones más comunes son: caminar, pasear a una mascota, trabajar en el jardín y tratar de ganar movilidad dentro de la oficina si se está cayendo en el sedentarismo.

Si se elige el gimnasio, lo más productivo es realizar de tres a cuatro veces a la semana media hora de actividad aeróbica moderada para fortalecer los músculos abdominales que mejoran la postura.

* Luego de los 60 años. La actividad física debe ser moderada y el examen médico tiene que ser lo más exhaustivo posible para obtener los resultados exactos de la actividad cardíaca. Es importante conocer los niveles de colesterol, glucemia y triglicéridos antes de comenzar a moverse. Deben realizarse una ergometría, una densitometría ósea y se tiene que evaluar la alineación vertebral.

Una vez que se cruza la línea de los 60 años, el trabajo aeróbico tiene que ser de bajo impacto, como la bicicleta y las caminatas. No está permitido saltar porque lo principal es fortalecer los huesos de las caderas y las piernas, y si esto no se tiene en cuenta las fracturas son inminentes. Para evitar la flaccidez, hipotonáa y atrofia muscular es necesario fortalecer todos los grupos musculares.

Fuente: www.salud.com.ar