icono 0261 4988351

CONTACTANOS!






La leche de avena: beneficios, propiedades y cómo hacerla

La leche de avena es un  refresco vegetal rico en beneficios nutritivos, excelente por sus extraordinarias propiedades. Desde Gastrosud, viandas para empresas en Mendoza, te contamos sus beneficios, propiedades y cómo hacerla en casa.

Viandas para Empresas en Mendoza

Hoy en día encontramos en el mercado una extensísima diversidad de bebidas de origen vegetal que se convierten casi sin ninguna duda en una excelente opción para quienes no desean seguir consumiendo leche de origen animal, como por ejemplo podría ser el caso de la leche de vaca o la leche de cabra. Son una buena alternativa, precisamente, para quienes sigen una dieta vegana o vegetariana, para quienes en definitiva no quieren consumir más bebidas de origen animal, o en definitiva para quienes sufren de intolerancia a la lactosa.

Esta intolerancia, aparece cuando nuestro organismo no es capaz de digerir de forma adecuada el azúcar de la leche (lactosa), al existir un déficit de lactasa. Debemos diferenciarla de la alergia a las proteínas de la leche, que se trata de una enfermedad caracterizada por una respuesta excesiva del sistema inmunitario a las proteínas presentes en la leche de origen animal.

En todos los casos, la leche de avena es una alternativa natural óptima para todos, incluso para los más chicos de la casa por su capital nutricional y los distintos beneficios que aporta, y que se fabrica a partir de la avena. Pero es viable que ya te hayas hecho la siguiente pregunta… ¿por qué la nombran leche de avena cuando en realidad no es un lácteo?.

Podríamos decir que esta designación se trata más que nada por un fin publicitario, probablemente originario de la aparición en los supermercados de la bebida de soja, y porque en cierto sentido muchas personas tienden a identificarla de esta manera aunque no sea elaborada con leche. Sin embargo, su denominación correcta es bebida de avena o bebida vegetal de avena.

La bebida de avena y sus propiedades

La verdad es que la leche de avena es una bebida maravillosa rica en nutrientes esenciales, y que aporta a su vez una amplia diversidad de beneficios y propiedades, ideal dentro de una dieta sana, variada y equilibrada.

Alto contenido en nutrientes

Elevado contenido en proteínas: se destaca por su alto contenido en proteínas, aunque evidentemente en comparación con bebidas de origen animal como por ejemplo es el caso de la leche de vaca su aporte es mucho menor. No obstante, 1 vaso de leche de avena aporta 2 gramos de proteínas.

Presencia de aminoácidos esenciales: la leche de avena aporta buenas cantidades de aminoácidos esenciales, los cuales ayudan a nuestro organismo por ejemplo en la formación de nuevos tejidos.

Fibra: aporta buenas cantidades de fibra, esencial para el buen funcionamiento de nuestros intestinos y útil para regular el tránsito intestinal y para prevenir o tratar el estreñimiento.

Elevado contenido en calcio: aunque se suele asociar el calcio a los lácteos de origen animal, ¿sabías que 100 gramos de leche de avena aportan 120 mg. de calcio?.

Hidratos de carbono: bebida que aporta energía, destacando sobre todo su alto contenido en carbohidratos. De hecho, 100 gramos de esta bebida aportan casi 10 gramos de hidratos de carbono.

Alto contenido en vitaminas B: bebida con un aporte interesante en vitaminas del grupo B, esenciales para el buen funcionamiento de nuestro sistema nervioso.

 

Conveniente para diabéticos

La leche de avena es una opción natural útil para personas que necesitan controlar sus niveles de azúcar en la sangre, ya que nos ayuda precisamente a controlar estos niveles de forma natural.

Contribuye a bajar el colesterol y los triglicéridos

La bebida de avena no aporta colesterol, y de hecho se constituye como una bebida excelente a la hora de ayudar a nuestro organismo a reducir niveles elevados de grasas en la sangre, no solo de colesterol sino también de triglicéridos.

En este sentido, se trata de una opción útil a la hora de prevenir enfermedades cardiovasculares y la propia elevación de las grasas en la sangre, o incluso en una opción a añadir en nuestra dieta cuando nos han diagnosticado de colesterol alto o triglicéridos elevados. Es más, ayuda a reducir el colesterol LDL (también conocido popularmente como colesterol malo).

Excelente contra el estreñimiento.

Por su contenido en fibra nos encontramos ante una bebida de origen vegetal útil para quienes sufren de estreñimiento, así como para quienes suelen tener problemas a la hora de ir al baño.

Se convierte, por tanto, en una opción natural única a la hora de regular el tránsito intestinal y mejorar el funcionamiento y la salud de nuestros intestinos.

Óptima para tu sistema nervioso

Por su riqueza en vitaminas del grupo B nos encontramos ante una bebida maravillosa para el sistema nervioso, dado que como de buen seguro sabrás estas vitaminas son útiles para el buen funcionamiento de nuestro sistema nervioso.

Es más, se convierte en una opción única para quienes sufren habitualmente de estrés y ansiedad, al ayudar a relajarnos de forma totalmente natural.

Más fácilmente digerible

Si habitualmente consumes leche de vaca o leche de cabra es bastante probable que en algún momento hayas sufrido de indigestión o problemas digestivos tras tomarlas. El motivo es evidente: nuestro sistema digestivo no está al 100% preparado para digerir este tipo de bebidas. Es más, cada vez es mayor el número de nutricionistas que coinciden en señalar que deberíamos dejar de tomar leche animal en la etapa adulta, optando solo por la maravillosa leche materna cuando somos pequeños.

En este sentido la bebida de avena destaca por ser más fácilmente digerible, convirtiéndose en una opción única para quienes suelen sufrir habitualmente de digestiones pesadas.

 

 

Receta: Cómo hacer leche de avena en casa: receta sencilla

Como verás, el proceso para hacer leche de avena casera es sumamente sencillo y fácil. De hecho, solo necesitas copos de avena y agua, y un aparato que ayude a triturar y licuar los ingredientes fácilmente, de manera automática y prácticamente sin esfuerzo.

Ingredientes:

  • 6 cucharadas soperas de copos de avena.
  • 1 litro de agua.

Pasos:

  • Coloca los copos de avena en una licuadora.
  • Añade el agua y licúa bien.
  • Cuela con un colador fino.

Si deseas más o menos consistencia, lo aconsejable es que utilices mayor cantidad de avena si deseas una bebida mucho más consistente, o bien menor cantidad si la deseas algo más líquida.

Como endulzantes, puedes utilizar miel, una infusión de stevia o azúcar moreno de caña integral.

Principales contraindicaciones de la leche de avena

Aunque la bebida vegetal de avena sea por lo general una bebida saludable y sumamente nutritiva, es cierto que antes de consumirla debemos prestar especial atención a cuáles son las contraindicaciones de la leche de avena, ya que en determinadas situaciones no está del todo recomendado su consumo.

Alergia al gluten y celiaquía: aunque la avena no contiene gluten se tiende a envasar sobre todo en fábricas que sí manipulan cereales con gluten. Por tanto, solo es recomendable consumir aquellos productos en cuya etiqueta se especifique que se trata de un “producto libre de gluten”.

Como vemos, en realidad existen pocas contraindicaciones relacionadas con la leche o bebida de avena, principalmente porque sólo se consume la bebida resultante de la cocción de los copos de avena, y no se consumen los copos de avena enteros.

Fuente: natursan.net