icono 0261 4988351

CONTACTANOS!






Los beneficios de las pausas laborales

Si sueñas con una fuerza laboral altamente productiva, entonces uno de tus peores enemigos es la fatiga mental, que no es exclusiva al ámbito laboral, aunque seguramente es donde más riesgo hay de padecerla. Personas que en su puesto desempeñan tareas que requieren especial concentración, memoria y coordinación están más predispuestas.Las víctimas de la fatiga mental comienzan por sentirse agotadas e incapaces de mantener la atención; sufren mareos, dolor ocular, de cabeza, muscular y en las articulaciones. Cuando un trabajador llega a este estado, lo usual es que tenga más distracciones y cometa más errores, disminuyendo su eficacia y productividad.

oficina-plantas

La forma más efectiva para resolver este problema es promoviendo descansos a lo largo del día para detener lo que se está haciendo, salir a respirar, relajar los hombros, estirarse y permitir que la mente descanse.

Si durante el día estás sometido a situaciones estresantes como fechas de entrega próximas, discusiones con tus compañeros, clientes o proveedores, te recomiendo tomarte tres minutos para hacer una pausa laboral, evitar que la fatiga se acumule y el estrés se apodere de tu mente.

Lo más recomendable es no llegar al extremo de acumular suficiente fatiga como para desencadenar estrés crónico. A continuación te proponemos algunas recomendaciones para hacer el día más placentero, productivo y menos estresante:

* Metas pequeñas: Establece objetivos parciales, ir paso a paso te ayudará a priorizar tus tareas y a no agobiarte ante “misiones imposibles”.
* Realiza pausas laborales: Es importante moverse en el lugar de trabajo, estirar los músculos, practicar algún ejercicio de relajación o incluso, si es posible, salir a caminar y respirar aire fresco.
* Mantén un ambiente de trabajo sano: Tener un lugar de trabajo ordenado es un alivio visual, al no tener papeles apilados por todo el escritorio evitas estresarte por pensar en todo lo que tienes por hacer.
* Vigila tu postura y utiliza una silla ergonómica: Sentarte correctamente evita dolores ocasioandos por la acumulación el estrés en tus hombros y espalda baja, busca una silla cómoda y utilízala.
* Iluminación adecuada: La elección de iluminación en la oficina puede impactar en la productividad de las oficinas.
* Evita ruidos excesivos que puedan distraerte de tus labores.
* Mantente motivado. Un trabajador motivado tiene menos probabilidades de alcanzar un nivel crónico de fatiga mental y mantenerse activo y propositivo.
* Haz una oficina verde. Las plantas mejoran la calidad del aire y contribuyen a relajarte.

Fuente: www.uhmasalud.com