icono 0261 4988351

Si estás buscando alternativas más sanas al azúcar blanco, no dejes de leer el siguiente artículo que Gastrosud, viandas para empresas en Mendoza te brinda.

Catering para eventos en Mendoza

Aunque tiene más calorías que el azúcar, la miel también es más rica en vitaminas, minerales y otros nutrientes beneficiosos para nuestro organismo. Además, al ser tan dulce necesitamos menor cantidad.

Las recientes investigaciones informan que el azúcar refinado o blanco es perjudicial para la salud, porque es adictivo, causa problemas al páncreas, “toma” calcio para poder sintetizarse en el cuerpo, añade componentes artificiales al organismo, entre otros.

 

Azúcar de coco

Es un endulzante natural y muy popular en la cocina asiática, siendo recientemente “conocido” en los países occidentales. Tiene niveles muy altos de minerales, más que cualquier otro en su tipo. Además ofrece vitamina C. Tiene el mismo índice glucémico que el jarabe de agave (35) y esa es sólo una de las razones por las que su consumo está cada vez más presente en todo el mundo.

La comisión para la agricultura y alimentación del Banco Mundial ha declarado al azúcar de coco el edulcorante más sostenible del mundo, ya que proviene de un árbol ecológicamente beneficioso. Es que las palmas de coco reparan los suelos degradados, no necesitan mucha agua y producen hasta el 75% más de azúcar por hectárea que la caña, que a su vez deteriora el terreno donde crece.

 

Jarabe de Agave

El agave ofrece mucha cantidad de inulina, que hidroliza la fructuosa, siendo muy bueno en los pacientes con disfunción urinaria. Hay dos tipos de jarabe de agave en las tiendas, en forma de jarabe más o menos oscuro. Es un 25% más dulce que el azúcar blanco y se puede usar de la misma manera que la miel, porque su consistencia es similar. Se presenta también como un sustituto de esta en el caso de los veganos que no consumen ningún derivado animal.

Es originario de México, muy usado en este país. Su índice glucémico es 30, menos de la mitad que el azúcar refinado (tiene 65). Esto quiere decir que el organismo lo digiere y absorbe mucho más lentamente. Entonces, en vez de picos repentinos en los niveles de insulina y glucosa, hace que estos se eleven más despacio.

 

Jarabe de arce

El jarabe de arce natural puro es costoso pero es muy nutritivo y gustoso, una alternativa saludable para el azúcar refinado. Además, ofrece minerales importantes como el zinc, el magnesio, el calcio y el potasio, proteínas, riboflavina y más de 20 antioxidantes. Hay que tener cuidado al momento de comprar jarabe de maple porque si es muy económico, contiene altos niveles de azúcar y colorantes artificiales.

Proviene de la savia de los árboles de arce. Estos crecen de manera natural en las regiones más frías de Norteamérica. El sabor es delicioso, como caramelo y se suele utilizar para los panqueques y los helados, vertiendo por encima de estos dos postres que tanto se consumen en Estados Unidos, por ejemplo.

 

Stevia

Sin dudas es el más natural de la lista. Cada vez se está haciendo más popular y es el más dulce.

Es un hipotensor suave, regula los latidos del corazón, baja la presión si está muy alta, tiene efectos vasodilatadores y diuréticos, es ideal para los diabéticos, facilita la digestión y las funciones del intestino, contrarresta la fatiga, nutre el bazo, el páncreas y el hígado, además de tener muchas aplicaciones medicinales.

No contiene calorías y además no aumenta los niveles de glucosa en la sangre. Se puede conseguir en muchas tiendas naturistas como una hierba, la cuál se debe realizar una infusión para consumirla o bien disponer un cuarto de cucharadita de té.

Hay que tener cuidado en adquirir el edulcorante stevia en forma de líquido o sobrecitos, porque son artificiales. La Stevia es una planta originaria de América del Sur, más precisamente de Paraguay y es 300 veces más dulce que el azúcar refinada.

 

Melaza

Se extrae de diferentes cereales como el maíz, la cebada o la caña, entre otros. También se obtiene melaza de las frutas, bayas o vegetales en su proceso de fermentación. De todos los endulzantes podría decirse que es el que está primero en relación a la salud y la nutrición. Es más suave, digerible, sana y nutritiva que el azúcar refinada o los edulcorantes artificiales. Además, la melaza tiene un alto contenido en hidratos de carbono, vitamina B y minerales (potasio, calcio, hierro, cobre, ácido fosfórico y magnesio).

Por contener muchos carbohidratos, la melaza es aconsejado en deportistas y como remedio para los calambres. También es recomendado para los que realizan trabajos mentales o físicos intensos. Una de las alternativas más comunes de melaza es la de la caña, que se obtiene por la extracción del jugo de esta planta, se somete a un proceso de cocción hasta que el agua se evapora y se recolecta el azúcar que queda en la parte inferior del recipiente.

 

Miel

Es el sustituto para el azúcar más conocido de todos. Tiene un sabor asombroso y ofrece muchos beneficios nutricionales. Es rica en vitaminas, antioxidantes, fito nutrientes, carbohidratos, minerales, enzimas y aminoácidos y nos aporta sus propiedades antibacterianas y antimicrobianas. Por ello es que se usa bastante en la medicina popular. Si bien es cierto que tiene más calorías que el azúcar blanco, también es más dulce, por lo que las cantidades son menores.

Lo mejor es adquirir miel orgánica o natural, de producción local en granjas o campos, y desestimar las de fabricación industrial que tienen muchos ingredientes adicionales que le quitan sus nutrientes esenciales.

Fuente: mejorconsalud.com